COMPRA EL CÓDIGO AHORA - ES VÁLIDO 6 MESES

INFO EXTRA:

Entrega desde:
7,95€

Plazo de realización:
8-9 días hábiles

Oferta válida hasta:
30.09.2019

¿CÓMO APROVECHAR LA PROMOCIÓN?

Paso
Escoge el producto y la oferta
Paso
Haz clíc en "COMPRAR EL CÓDIGO" y paga por el pedido
Paso
Escoge la plantilla para el producto comprado y crea tu proyecto
Paso
¡Introduce el código en la cesta y listo!
¿CUÁNDO PREPARAMOS LOS FOTORECUERDOS DE VIAJE?

1. Cuando buscamos una manera de combatir la melancolía (y - seamos realistas - la pereza y depresión) después de la vuelta a trabajar. Seguimos reviviendo el viaje, miramos las fotos en nuestros móviles, pensamos "hace una semana estaba en...". Mirar un fotolibro o revelados también es una excusa para encontrarnos con amigos, familia y contarles sobre nuestras aventuras estivales y revivirlas de nuevo.


2. Cuando buscamos una idea de regalo.
Nada une tan fuertemente como las vacaciones pasadas juntos. Nos unen las situaciones que nadie más puede entender. Nadie sabe el olor, sabor, vista o experiencia contectada con una cosa peculiar en la vida cotidiana. Por eso, los fotorecuerdos de viaje son una idea popular (¡y muy guay!) de un regalo de cumpleaños.


3. Cuando el viaje era único - p.ej. la luna de miel o el tiempo de compromiso.
Hay que reconocerlo - no solemos prepar los fotorecuerdos de cada viaje. Muy frecuentemente estos recueros comprados en tiendas locales son suficientes. Pero este viaje era único, quizás no lo vas a repetir nunca más.
 

4. Cuando, de hecho, esto no eran sólo las vacaciones.
Los viajes internacionales no significan sólo las vacaciones. A veces es un viaje más largo (cuando vamos a trabajar o estudiar fuera de nuestro país) y nuevos lugares se convierten en una casa temporal. Cuando volvemos, nos damos cuenta de que ese lugar es una pieza de nuestra vida. La vida complatamente distinta de la que tenemos ahora. Entonces, nos sirve una opción de añadir más y más páginas a, p.ej., un fotolibro.

5. Cuando el lugar adónde fuimos era muy fotógenico. 
Hay lugares en el mundo que no te permiten apagar tu cámara. La naturaleza única, monumentos maravillosos, vistas muy impresionantes... la tarjeta de memoria se llena de forma rápida.

6. Cuando esto eran las vacaciones de nuestros sueños.
Deseadas y planificadas en detalle. Na había una página web o una guía que no hubieramos mirado en la busca de los monumentos más importantes, los bares más chullos y las esquinas más acogedoras. Tales vacaciones son a menudo nuestro sueño para cuya realización trabajamos por muchos años.


¿Y cuál es la historia de tus fotorecuerdos de viaje?